El arte y la diversión van de la mano en el ArtCamp de Pilsen

25-07-2012

Desde hace 8 años, el Instituto de Diseño de la Universidad de Bohemia del Oeste ofrece cursos de verano que permiten descubrir diversas disciplinas artísticas. La actividad conocida como ArtCamp atrae a la ciudad de Pilsen cada vez más gente y aumenta también el número de participantes extranjeros.

Fotografía digital, dibujo, diseño de zapatos, ropa y muebles, encuadernación de libros o creación de cómics. La variada oferta de los cursos y el ambiente multicultural hacen del ArtCamp de Pilsen uno de los eventos más importantes del verano en la cuarta ciudad más grande de la República Checa. Cada año participan en él cientos de personas de distintos países.

Según la coordinadora de ArtCamp, Lenka Kodýtková, la escuela internacional de verano se estableció al mismo tiempo que el Instituto de Diseño de Pilsen, la escuela superior de arte más reciente del país.

“ArtCamp nació adjunto al Instituto de Diseño de la Universidad de Bohemia del Oeste. Desde el principio, el presidente del Instituto, Josef Mištera, tuvo la idea de abrir una escuela de verano para el público en general y logró llevarla a cabo. El ArtCamp funciona en Pilsen desde hace ocho años”.

Taller de comics, foto: Archivo del ArtCampTaller de comics, foto: Archivo del ArtCamp La escuela de verano ofrece decenas de disciplinas artísticas. Durante tres semanas, los participantes pueden asistir a hasta tres diferentes talleres, cada uno de cinco días de duración. La lista de los cursos cambia cada año, explica la coordinadora.

“Cada año ofrecemos cursos tradicionales de fotografía digital, pintura y dibujo. Dependiendo de la demanda y del desarrollo delInstituto de Diseño añadimos nuevos talleres y comprobamos si atraen o no a los participantes. Algunos ya no se repiten, otros se hacen parte de nuestra oferta permanente”.

Una de las ideas principales de ArtCamp fue darles a los estudiantes de las escuelas secundarias la posibilidad de conocer el ambiente de una escuela superior de arte. Los jóvenes forman parte importante de los participantes, no obstante asiste también gente mayor que aprovecha sus vacaciones para divertirse y aprender algo nuevo. Por lo general se llenan todos los cursos, afirma Lenka Kodýtková.

Creación de joyas, foto: Archivo del ArtCampCreación de joyas, foto: Archivo del ArtCamp “Los cursos de preparación para entrar a la universidad son los más populares. Sin embargo, talleres como creación de joyas, diseño de ropa o dibujo figurativo se llenan siempre muy rápidamente. Estamos contentos de ver que las actividades poco tradicionales como serigrafía o encuadernación de libros, que tardaron algún tiempo en llamar la atención del público, tienen hoy día a muchos aficionados”.

Los participantes de ArtCamp se llevan mucho más que una nueva experiencia artística, señala la coordinadora.

“Además de trabajar durante una semana con artistas checos o extranjeros y conocer una nueva disciplina, los participantes se llevan sus propias creaciones. También nacen aquí nuevas amistades, los estudiantes extranjeros llegan a conocer algo de la cultura checa. Al final, todos reciben un certificado que les puede servir para obtener créditos en las escuelas superiores de arte”.

Diseño de zapatos, foto: Archivo del ArtCampDiseño de zapatos, foto: Archivo del ArtCamp El Instituto de Diseño de Pilsen trata de difundir la información sobre el ArtCamp en el extranjero a través de los convenios de intercambio entre las escuelas superiores y también en la red de los centros checos en diferentes países. El interés de los extranjeros crece cada año, dice Lenka Kodýtková.

“Vienen sobre todo grupos de estudiantes de las escuelas que colaboran con nosotros en Estados Unidos, Ucrania y Alemania. No obstante, tenemos también a personas de otros países que asisten de manera individual. Me da gusto decir que este año tenemos estudiantes de países como México, España y Egipto”.

Uno de los jóvenes que asisten a la presente edición del ArtCamp es Diego Callejón, estudiante de Madrid, que descubrió la actividad en Internet.

Franco Ramírez y Diego Callejón, foto: Anna KrálovcováFranco Ramírez y Diego Callejón, foto: Anna Královcová “Lo buscamos en la web, ponía campamento internacional y parecía interesante. Cogí fotografía al aire libre y fotografía en diseño, en estudio. En el primer curso de fotografía eran tres profesores checos, pero hablaban bien inglés. Además había americanos en el curso. Nos llevaron a diferentes sitios a echar fotos y estuvo bien”.

A pesar de pequeñas molestias en cuanto a la convivencia con las demás personas en su apartamento, Diego ha estado contento con su participación en el ArtCamp.

“La primera semana fue un poco peor porque vino gente mayor a mi apartamento, pero sino estuvo muy bien ya que los cursos son muy profesionales, hay muy buen ambiente, conoces a mucha gente, además aprendes por los cursos, es una experiencia muy buena”.

Arte participativo, foto: Archivo del ArtCampArte participativo, foto: Archivo del ArtCamp Diego tomó parte también en el taller de arte participativo ofrecido por profesores de la Universidad de Miami en el que ha trabajado junto a Franco Ramírez, estudiante de diseño, originario de México quien lleva unos seis meses viviendo en la República Checa. La tarea era crear un proyecto y hacer participar en él a los ciudadanos de Pilsen. Junto con una compañera de Eslovaquia, los estudiantes abordaron a los transeúntes en las calles de la ciudad y les invitaron a chocar las manos de diferentes maneras, explica Franco Ramírez.

“En el curso se hablaba mucho de que los checos eran muy serios, que no se ríen tanto como los latinos. Nuestra idea era hacerlos reír un poco cambiar un poco esa mentalidad que tienen. Y sí, su respuesta fue por encima de nuestras expectativas, se han reído demasiado y han colaborado muy bien”.

Una excursión por la ciudad, foto: Archivo del ArtCampUna excursión por la ciudad, foto: Archivo del ArtCamp El video del proyecto de Franco, Diego y Jana se puede ver en el siguiente link: vimeo.com/46111240.

Tanto Diego como Franco siguen en el ArtCamp esta semana descubriendo las técnicas de animación y de encuadernación de libros. Franco no descarta la posibilidad de participar en el evento el año que viene. Según Lenka Kodýtková, la oferta de cursos será aún más variada en la próxima edición del ArtCamp.

“Estamos buscando constantemente las posibilidades de mejorar la oferta según la demanda de los estudiantes. En el primer año tuvimos un par de talleres en los que participaron unas pocas decenas de personas. En la presente edición, la más amplia de la historia, tenemos 26 talleres y 360 participantes”.

La coordinadora no admite que la crisis económica afecte al funcionamiento de ArtCamp y prevé un gran futuro para este encuentro internacional de arte en Pilsen.

Foto: Archivo del ArtCampFoto: Archivo del ArtCamp “Hasta el año 2015 tenemos una visión clara ya que cooperamos con el proyecto de Pilsen Capital Europea de la Cultura 2015. Gracias a su apoyo podemos invitar a más artistas de otros países y otorgar becas a los estudiantes extranjeros. Esperamos que en el año 2015, el ArtCamp será un evento de importancia a nivel europeo o incluso mundial y que se seguirá desarrollando”.

El ArtCamp 2012 cierra sus puertas este viernes. No obstante, si les gusta pasar las vacaciones de manera activa, descubriendo nuevas disciplinas artísticas y conociendo nuevos lugares y diferentes culturas, pueden inscribirse en el ArtCamp el año que viene. La novena edición de este encuentro internacional de arte tendrá lugar en la ciudad cervecera en julio de 2013.

25-07-2012