Conservatorio de Praga celebra su bicentenario

04-05-2011

El Conservatorio de Praga cumple 200 años. En este centro educativo, el más antiguo de su género en Europa Central, impartió clases Antonín Dvořák, compositor checo de fama mundial. La escuela educó a un sinnúmero de actores, bailarines, así como a destacados músicos y directores de orquesta como Jan Kubelík, Josef Suk, Václav Talich, Rafael Kubelík y Karel Ančerl.

Con motivo del bicentenario del Conservatorio de Praga, sus alumnos fueron invitados a inaugurar la edición de este año del festival internacional de música ‘Primavera de Praga’. El director del conservatorio, Pavel Trojan, considera este hecho como un gran reconocimiento.

”Es un gran honor para nuestros estudiantes el que podrán actuar en una actividad de prestigio internacional como es el festival ‘Primavera de Praga’. Y más aún cuando el concierto será transmitido en directo a muchos países del mundo. Apreciamos altamente que los estudiantes podrán presentarse justamente en el concierto con el que se inaugura la actividad, y en el que actúan siempre las mejores orquestas del mundo”.

El bicentenario del Conservatorio de Praga es celebrado con un sello postal especial puesto a la venta hace poco. La estampilla refleja la orientación artística de la escuela y algunas de sus carreras de estudio, según recalcó la autora del proyecto del sello, Marina Richterová.

”En el sello aparece una figura que a alguien puede darle la sensación de que se trata de una bailarina. Otros pueden identificarla con un personaje de ópera, ya que lleva puesto un traje poco corriente. Y debido a que la figura en la estampilla tiene también un abanico en sus manos, a alguien podría hacerle recordar la ópera Carmen de Bizet”.

También el Banco Central Checo rinde homenaje al Conservatorio de Praga. Con motivo de su bicentenario, acuñó una moneda conmemorativa de plata.

La moneda, por otro lado, muestra el estudio de música en esa escuela, como sostuvo Tomáš Hládek, representante de la institución bancaria nacional.

”Para esta ocasión se ha acuñado una moneda de 200 coronas, lo que equivale a unos ocho euros. Tiene 31 milímetros de diámetro y pesa 13 gramos. En la moneda aparecen siluetas de instrumentos musicales, como violín, oboe, contrabajo, y otros, que los estudiantes aprenden a tocar en el conservatorio”.

Un gran logro de la escuela en el año de su bicentenario, es que finalmente consiguió abrir su propia sala de conciertos. Para alcanzar ese objetivo, fue necesario realizar una reconstrucción general de la escuela, situada en las proximidades del río Moldava. El resultado es una sala que permitirá ofrecer un mayor número de conciertos estudiantiles, sostuvo el director del conservatorio, Pavel Trojan.

Foto: Archivo del Conservatorio de PragaFoto: Archivo del Conservatorio de Praga El Conservatorio de Praga fue fundado en 1808, pero las clases comenzaron a impartirse en él en 1811. Es por ello que esa segunda fecha se considera como el inicio de esta escuela artística que ofrece formación profesional a músicos, actores y bailarines.

04-05-2011