Cada vez más capitanes de yates checos

19-07-2018

El número de personas con el título de capitán de yate va creciendo en Chequia. El año pasado se registró aumento de unas 1200 licencias.

Foto: Pixabay / CC0Foto: Pixabay / CC0 A pesar de que la República Checa está situada en el corazón de Europa y no dispone de salida directa al mar, los checos se ven cada vez más atraídos por la navegación marítima. A consecuencia del creciente interés por obtener la licencia de navegación, en 2017 se registró el mayor aumento del número de capitanes nuevos desde el año 2000, explica Lenka Rezková, portavoz del Ministerio de Transportes checo.

“Ahora registramos casi 9.000 capitanes de yates marítimos. El número de solicitantes para obtener la licencia crece gradualmente. Por ejemplo, en 2010 fueron otorgadas unas 400 licencias de este tipo. Sin embargo, en 2017 ya se trató de más de 1.100 solicitudes”.

El Ministerio de Transportes no dispone de ningún centro de vela certificado y tampoco hay cursos de teoría oficiales, continúa Rezková.

Foto: dozemode, Pixabay / CC0Foto: dozemode, Pixabay / CC0 “Se requiere solo un curso práctico en el mar. Este curso puede ser dirigido por cualquiera que ya dispone de la licencia”.

Los interesados en obtener la licencia tienen que navegar como mínimo 100 leguas marítimas, incluida una navegación nocturna. Todo eso en un lapso de una semana. Posteriormente se procede con las pruebas de teoría de navegación y con un examen práctico.

En general, cada país establece sus propias condiciones para otorgar la licencia. El título de capitán de yate checo es vigente por ejemplo en Croacia y en Eslovenia, y suele ser aceptado en Montenegro, Italia y Grecia.

El número de capitanes registrados por el Ministerio de Transportes no es final, ya que muchos checos solicitan la licencia en el extranjero, sobre todo en Croacia. Pasar vacaciones en un yate es una de las nuevas tendencias gracias a la favorable situación económica de los ciudadanos.

Navegar en un río también tiene su encanto

No solo el mar, sino también los ríos checos llaman la atención de aventureros náuticos. Chequia dispone de varias represas en las que la navegación puede resultar una experiencia excelente.

Foto ilustrativa: Robert Altmann, Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Robert Altmann, Pixabay / CC0

Foto: monicore, Pixabay / CC0Foto: monicore, Pixabay / CC0 Para Antonín, quien navega así unos seis años, se trata de un sueño infantil cumplido.

“Naturaleza, libertad, romanticismo, aventura. Usted es dueño de sí mismo, disfruta con las personas que le acompañan. Es sobre todo una aventura y un sueño infantil cumplido. Creo que la mayoría de los chicos han soñado con algo así“.

Sin embargo, obtener el carné de capitán de un barco pequeño, lo que significa un barco de hasta 20 metros de eslora y hasta 12 personas a bordo, puede demorar unos dos meses. Una excepción se aplica en caso de un barco de hasta una tonelada de peso y cuatro kilovatios de potencia. Este puede ser alquilado sin disponer de dicho documento.

19-07-2018