Bicentenario de México: el orgullo de la raza de bronce

13-02-2010

México en el año del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución. Las celebraciones en ese país latinoamericano no deben dejar de lado la esencia de una efeméride que debería servir como punto de inflexión: es necesario reflexionar sobre el pasado para proyectarse hacia el futuro. Así lo cree el embajador de México en la República Checa, José Luis Bernal, en una extensa entrevista con Radio Praga.

Este año cinco naciones latinoamericanas conmemoran el Bicentenario de su independencia de España. Se trata de Argentina, Chile, Colombia, México y Venezuela.

El caso de México es emblemático, ya que además ese país celebra el Centenario de la Revolución. Es por eso que Radio Praga ha decidido iniciar una serie sobre el Bicentenario comenzando con México.

El embajador mexicano en Praga, José Luis Bernal, comenta que a pesar de la crisis económica mundial, su país se prepara con muchas ganas para festejar este doble aniversario.

Embajador de México en la República Checa, José Luis BernalEmbajador de México en la República Checa, José Luis Bernal “En México, en general, el ambiente a pesar de la crisis, que ha golpeado mucho a la economía, a los presupuestos públicos y a las familias, aún así una gran expectativa positiva sobre los festejos del Bicentenario y se ha tratado de hacer un programa amplio, incluyente de celebraciones”.

Y por eso mismo, son muchas las actividades que se han programado durante el año para celebrar este doble aniversario redondo. El embajador Bernal enumera algunas.

“Por ejemplo se convoca en México a un concurso de un platillo conmemorativo. Así como hay un platillo que se adopta después de la Constitución, pero es un platillo que viene desde la época de Maximiliano, de la época de la República restaurada, que son los chiles en nogada, por el color, se sirve siempre el plato adornado, ahora se busca también que los mexicanos participemos en la invención de un nuevo platillo de cocina mexicana que sea el platillo conmemorativo”.

Las celebraciones mexicanas no se ceñirán solo a su territorio nacional. Las embajadas en el extranjero también organizan distintas maneras de festejar, agrega el diplomático.

“Se elegirá también un cartel o póster conmemorativo. Inclusive se convoca a un graffiti histórico en donde la gente vaya y aporte con sus sprays o pinceles el cómo va la gente a nivel de graffiti este momento histórico. Y a nivel internacional estamos convocando a la propia comunidad mexicana que vive en el extranjero a diferentes concursos, incluyendo un concurso internacional de mariachi, sabemos que en algunos países, y en Estados Unidos sobre todo, hay muchas y muy buenas escuelas de mariachi”.

Pero lo más importante, según el embajador Bernal, es que se debata en torno al tema del Bicentenario y a eso apunta una serie de programas televisivos anunciados por el presidente Felipe Calderón.

“Un caso muy importante lo anunció el presidente Calderón hace unos días cuando convocó a que se haga un programa que ya se inició que se llama ‘Discutamos México’. Esto es muy interesante porque estamos hablando de un programa de televisión de debate en vivo que cubrirá 150 programas a lo largo del año”.

Esta serie de programas televisivos, según el embajador Bernal, servirá para tomar conciencia sobre la verdadera importancia de la efeméride que se recuerda.

“En 150 programas si tenemos al menos tres comentaristas y un moderador estamos hablando de 500 participantes de diferentes ámbitos de la vida, entonces no es discutir únicamente la historia o la economía, hay que discutir todo. Y cuando digo todo esto me sirve para decir qué es lo que celebramos, por qué celebramos, qué recordamos en 200 años”.

En ese sentido, el diplomático mexicano cree que es necesario recordar que la Independencia de su país no fue algo que sucedió de la noche a la mañana.

“La independencia se da en México, como se da en los otros países de América Latina, por el surgimiento de sectores sociales y de una clase que tendía a ser la clase dirigente, educada, que quería tomar las riendas Presidente Felipe CalderónPresidente Felipe Calderón del desarrollo regional y local pero que seguía dependiendo de lo que dictaban las coronas en Europa. El caso particular de México, la corona española, que además en esos momentos se encontraba un poco decaída con la expansión napoleónica desde Francia”.

Y hay que escarbar muy atrás para encontrar los antecedentes que permitieron los movimientos libertarios en México, puntualiza.

“Es un proceso que viene de atrás. Durante los 300 años de dominio colonial, con el virreinato, con el México colonial, se va dando un surgimiento de una sociedad nueva, una sociedad que incluye una parte muy importante de las antiguas culturas que estaban ahí cuando llegaron los conquistadores, que no desaparece o que no es totalmente eliminada como ocurrió en la mayoría del territorio de los Estados Unidos”.

El embajador Bernal sostiene que si bien la colonización de Estados Unidos se hizo por eliminación, no sucedió lo mismo en su país. Y eso explica en parte el sentimiento de mexicanidad que con orgullo portan sus compatriotas.

“En México la conquista se hizo por inclusión. Se fue incorporando la cultura persistente de manera que a lo largo de 300 años surge una nueva sociedad, se van dando las generaciones que se van mezclando y surge lo que conocemos, todavía hoy, como el México mestizo, el México mixto. Que es una combinación de razas interesante porque mezcla sangres de diferentes temperaturas, diferentes latitudes, diferentes colores. Y da lugar a lo que nosotros decimos la raza de bronce, no porque seamos racistas. Raza de bronce porque mezcla dos colores, mezcla las sangres, las tradiciones. Y mezcla culturas”.

Embajador José Luis BernalEmbajador José Luis Bernal El proceso de independencia de México fue largo, duró desde 1810 a 1821. Y cuando finalmente se obtuvo la libertad, eso no significó que de inmediato llegara la estabilidad política al país ni mucho menos.

“Tuvimos en México desde un imperio, en 1824, tuvimos una república centralista, que es la gran contradicción, aunque estamos llenos de contradicciones en la historia. Tuvimos estado federalista, tuvimos la reforma liberal, tuvimos la contrarreforma… Son varios momentos que se van sucediendo a lo largo del siglo XIX que muestran la dinámica de los grupos que se están tratando de crear en el país”.

Eso hasta llegar a la Revolución de 1910, que se extendió hasta 1917, para dar paso al México moderno. Llegados a este punto, el embajador Bernal quiere acentuar el hecho que los 200 años de la independencia y los 100 años de la revolución deberían servir para que México se detenga a reflexionar.

“Para México es sobre todo un momento de reflexión. Nos hemos fijado este año como el año de esa reflexión histórica, de aprender del pasado. Qué es lo que hicimos, qué es lo que dejamos de hacer. Qué es lo que hicimos mal y qué podemos hacer mejor. Y sobre todo proyectar algunos planes, algunas políticas, algunos programas de desarrollo, de concertación política, de presencia internacional, de apoyo a nuestras juventudes, de educación. En general, de seguir formando la nación mexicana proyectada hacia el futuro y para eso queremos aprovechar esa efeméride doble de 2010”.

Radio Praga les irá informando con prontitud de todas las actividades programadas por la Embajada de México en Chequia con motivo del año del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución.

13-02-2010