Archivo Nacional busca recursos para salvar sus documentos más valiosos

03-08-2011

43-icho-tym-s-medailemi-web El Archivo Nacional pide ayuda financiera a la Unión Europea para salvar sus tesoros para las futuras generaciones.

Miles de libros y documentos históricos depositados en el Archivo Nacional, en Praga, se encuentran en un estado crítico. Falta poco para que muchos de ellos sean destruidos por completo.

Entre los más amenazados están los materiales surgidos entre los años 1850 y 1980 cuando se utilizaba papel de baja calidad que se echa a perder rápido, afirma Michal Ďurovič, empleado del Archivo encargado de la restauración de los libros.

“En esta época se usaba papel fabricado de madera molida, de muy baja calidad. El problema es que un 95% de todos los documentos en el Archivo es de este periodo”, lamenta Ďurovič.

Michal ĎurovičMichal Ďurovič La única manera de salvar estos libros es someterlos a la deacificación. Es un método laborioso y bastante largo. Consiste en impregnar una por una todas las hojas del libro con un líquido deacificador y después secarlas con una corriente de aire caliente. Todo el proceso tarda unas dos semanas pero muchas veces hay que repetirlo. Mientras tanto, el tiempo va destruyendo los valiosos documentos.

Existe un método más rápido, que se aplica con mucho éxito por ejemplo en Suiza, Holanda y Alemania y que consiste en deacificar varios libros a la vez. Para poder recurrir a él, la dirección del Archivo Nacional ha solicitado una subvención a los Fondos Noruegos, que forman parte de recursos de la UE. Los costos se estiman en unos tres millones de euros.