Anabella Araudo, la voz argentina de la astronomía checa

22-11-2018

La investigación en astronomía tiene en Chequia una voz femenina procedente de Argentina. Acompañen a Radio Praga en su visita al Instituto de Astronomía.

Foto ilustrativa: PIRO4D / Pixabay CC0Foto ilustrativa: PIRO4D / Pixabay CC0 En general, consideramos la ciencia un campo donde predominan los hombres. Sin embargo, la astronomía destaca por la alta presencia de mujeres. El Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias Checa en Praga cuenta ahora con la colaboración de una investigadora argentina.

La astrónoma Anabella Araudo, de la Universidad Nacional de La Plata, quien ahora trabaja en un proyecto científico en el instituto, nos explica qué son los agujeros negros, pero primero es importante comprender un concepto básico de la física, la densidad.

Anabella Araudo y su colega Mauricio Cabezas, junto a la -sombra- de un agujero negro. Foto: Ana BriceñoAnabella Araudo y su colega Mauricio Cabezas, junto a la -sombra- de un agujero negro. Foto: Ana Briceño "Por ejemplo, la Tierra es un planeta que tiene determinada densidad y esa densidad es lo que determina la velocidad de escape. Por ejemplo, si quisiéramos mandar una nave a Marte, o adonde sea, hay que darle una velocidad inicial mayor a la velocidad de escape, si no, la nave no puede escapar del campo de atracción de la Tierra. Así como nosotros no podemos salir volando porque la Tierra nos tira para abajo, las naves tampoco. Hay que darle una velocidad inicial muy alta y esa velocidad depende de qué tan denso es el objeto, en este caso la Tierra".

Muy cerca de los agujeros negros

Después de explicar este concepto Anabella nos dice que lo que caracteriza a los agujeros negros es su incombatible densidad.

Anabella Araudo en su despacho, foto: Ana BriceñoAnabella Araudo en su despacho, foto: Ana Briceño "Los agujeros negros tienen la propiedad de que al ser objetos tan tan densos esa velocidad de escape es mayor a la velocidad de la luz, que es de 300 000 Km por segundo. Y como nada se puede mover a una velocidad mayor a la de la luz, nada puede escapar de un agujero negro y es por eso que se les llama 'negro' porque incluso la luz queda atrapada. Si nosotros nos acercamos a un agujero negro inevitablemente vamos a ser tragados ".

Si bien los agujeros negros no son en sí mismos visibles, hay materia alrededor que delata su existencia. Otro de los astrónomos del instituto, Jiří Horák, señala cómo los discos de acreción ayudan a probar la existencia de un agujero negro.

"Los discos de acreción alrededor de los agujeros negros y las estrellas de neutrones, lo que uno puede imaginar algo así como los anillos alrededor de Saturno. Son, de hecho, los objetos más cercanos a un agujero negro. Entonces, si uno se dedica al estudio de los agujeros negros lo mejor es estudiar estos discos porque es la mejor forma de aproximarse a lo que es un agujero negro".

En realidad, los agujeros negros ya no son un enigma para la ciencia. Afirma Anabella que tanto la astronomía, como la física y la matemática los han estudiado muy bien y hay datos observacionales de cómo se comportan. Ella, en particular, estudia junto a Vladimír Karas, el director del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias, algo cercano a los agujeros negros, los llamados jets relativistas.La experta Anabella Araudo nos explica qué son estos llamados jets.

"Todas las galaxias tienen en el centro un agujero negro supermasivo y, en algunos casos, ese agujero negro está activo. Eso significa que la tasa de acreción con la cual se come toda la materia que está alrededor es muy alta y cuando están comiendo mucho los agujeros negros producen una especie de jets que son como unos flujos de partículas relativistas".

Anabella y Vladimír Karas estudian la interacción de esos jets con estrellas y grupos de estrellas que están cerca del agujero negro supermasivo.

Nuevas pasiones y tendencias de la astronomía

Telescopio, terraza del Instituto de Astronomía, foto: Ana BriceñoTelescopio, terraza del Instituto de Astronomía, foto: Ana Briceño La astronomía, al igual que todas las disciplinas, ha pasado por épocas en las que se ha dedicado a pensar en mayor o menor medida en algún aspecto concreto. Ello también según lo que los avances tecnológicos permitiesen. Hoy en día, uno de los temas de estudio más comúnes son los llamados exoplanetas. Nos explica qué son.

"Planetas que no están en el sistema solar. Nosotros conocemos los planetas del sistema solar Mercurio, Venus, Tierra, Marte…, pero hoy en día con los telescopios nuevos se observan planetas que no están en nuestro sistema solar sino en otros sistemas solares, alrededor de otras estrellas".

Además de esos otros objetos en el universo que ocupan el tiempo de los científicos, también hay maneras, si se quiere ahora más populares, de hacer astronomía. Anabella Araudo nos habla sobre una de estas, que ella misma pondrá en práctica dentro de poco.

"Diseñar experimentos en un laboratorio acá en la Tierra que nos puedan decir algo de cómo es la física en el universo. Hoy en día eso es muy común. Por ejemplo, con los láseres que se tienen, en particular acá en Praga hay un láser muy potente, se pueden hacer ese tipo de estudios. La astrofísica de laboratorio es más que nada diseñar un experimento acá del cual podemos sacar información útil sobre lo que pasa en las fuentes astrofísicas".

El despacho de una astrónoma

Instituto de Astronomía, Academia de Ciencias de la República Checa.Instituto de Astronomía, Academia de Ciencias de la República Checa. Cuando entramos a los despachos del recinto pareciera que nos encontramos en una oficina como cualquier otra: una computadora, papeles, carpetas... En realidad, los astrónomos no están todos encapsulados en observatorios. Anabella, por ejemplo, nunca va al telescopio a tomar datos. En caso de usar datos, recurre a aquellos que ya han sido publicados y analizados por otro y crea modelos para usarlos bajo una nueva perspectiva. Ella misma se define como una teórica.

"Mi trabajo es muy teórico.Yo lo primero que hago cuando llego a la oficina es mirar una página web donde están todas las publicaciones del día en astrofísica y leo todo eso. Leo en general los títulos y el resumen; si hay algo que te interesa vas al artículo y lo lees con más detalle. Y después es trabajo de hacer cálculos numéricos".

La otra parte fundamental de su trabajo es la redacción de artículos y su posterior publicación, lo cual es como ella dice una obligación, porque la ciencia avanza en la medida en que el estudio de uno contribuye al de otro. Anabella, de hecho, sabía del Instituto de Astronomía checo por las lecturas que había realizado de sus publicaciones y fue a través de artículos e intercambios de correos como hizo el enlace para venir a realizar un proyecto de investigación en Chequia.

Los lazos astronómicos con otros campos de conocimiento

Ecuación fundamental de los discos de acreción, en una de las paredes del Instituto de Astronomía.Ecuación fundamental de los discos de acreción, en una de las paredes del Instituto de Astronomía. Esta ciencia de los cuerpos celestes, además de nutrirse de otras claramente hermanas, como la física o la matemática, debate constantemente con disciplinas no empíricas, como la filosofía y la religión.

"Todo el tema de los agujeros negros y además, como hay muchas paradojas... viajar en el tiempo. Siempre hay muchas discusiones con los filósofos con el tema de los viajes en el tiempo, de qué pasaría si uno se va por un agujero negro, cuáles son las consecuencias de viajar en el tiempo, lo cual es muy interesante. El tema, obviamente, de Dios, siempre aparece. Como queremos saber cuál es el origen de todo esto, inevitablemente entra el tema de la religión ".

Añade además que al ser la astronomía un campo que requiere de ciencia muy nueva, por ejemplo para el desarrollo de los telescopios, contribuye al desarrollo de la ciencia entera. La tecnología usada para la fabricación de un telescopios se recicla, por decirlo de alguna manera, y se usa para otras cosas. Sostiene que, de hecho, muchas de las cosas que se usan en la cotidianidad tienen su origen en la astronomía.

22-11-2018