Amor por Guatemala trabaja por la autosuficiencia de las comunidades mayas

La asociación Amor por Guatemala lleva años trabajando en el país para contribuir al desarrollo de las comunidades mayas. Con la colaboración de ciudadanos checos y locales ha conseguido importantes avances en el territorio. Radio Praga ha tenido la oportunidad de conversar con su fundadora, Irena DeLave, sobre la iniciativa.

Irena DeLave co sus hijos en Guatemala , foto: Archivo de la asociación Amor por GuatemalaIrena DeLave co sus hijos en Guatemala , foto: Archivo de la asociación Amor por Guatemala Amor por Guatemala -también conocida por su nombre en inglés Love for Guatemala- es una plataforma de ayuda directa entre la República Checa y el país sudamericano. En sus inicios, la asociación perseguía conseguir el desarrollo de las comunidades mayas que habitan en estos lugares, así como su independencia funcional. Tras varios años de funcionamiento, los objetivos y los proyectos se han diversificado para atacar varios problemas latentes en el territorio.

La iniciativa surgió en 2013 cuando Irena deLave, una checa muy interesada en la cultura de América Latina y fundadora de la plataforma, realizó su tercer viaje a Guatemala. Tras su estancia allí decidió que tenía que hacer algo para mejorar la situación del país y no quedarse como mera espectadora.

El primer proyecto por el que iniciaron su colaboración y cooperación estaba enfocado en mejorar la situación de las comunidades mayas, en especial la de las mujeres. En las tribus mayas, la mayoría de las mujeres saben tejer y a través de la venta de sus productos artesanales mediante el comercio justo, consiguen retribución para su educación, formación e independencia, según comentaba DeLave.

Irena DeLave, foto: Julia RiosIrena DeLave, foto: Julia Rios “Este proyecto empezó poco a poco. La primera idea era ayudar a las mujeres mayas que no tienen muchas oportunidades para trabajar, no saben leer ni escribir … pero pueden tejer, algo que es muy tradicional y antiguo. Esto me gustó mucho y quería ayudar, entonces pensé qué hacer. Empecé a traer poco a poco las cosas desde Guatemala hasta la República Checa y a vender los productos de la tela con pago justo”.

La autosuficiencia de las comunidades mayas sigue siendo hoy día uno de los ejes de acción de Amor por Guatemala, pero los planes de trabajo se han ido diversificando con el tiempo. La deforestación que sufre el país, al igual que otros lugares de Latinoamerica, preocupaban especialmente a la sociedad local. En 15 años se han perdido el 17 por ciento del total de las zonas boscosas, alcanzando un 13 por ciento la tasa de deforestación desde 2015.

El cultivo y la explotación de los árboles es una de las fuentes de ingresos de las comunidades guatemaltecas. Por ello, la asociación ha creado una nueva línea de trabajo orientada a la reforestación. Así, por cada producto vendido se plantan dos nuevos árboles en distintas zonas del territorio, que pueden ser frutales o no, según explicaba Irena.

Foto: Archivo de la asociación Amor por GuatemalaFoto: Archivo de la asociación Amor por Guatemala “Frutales y no frutales. Hay pino blanco, mango, aguacate, manzanas, naranjas, limones... Depende del lugar donde estemos, porque a veces estamos en la montaña, y depende de lo que la comunidad cree que va a crecer bien en esos lugares. Hay especialistas aquí trabajando que cada año nos dicen pues aquí podríamos sembrar esto”, comentaba al respecto.

Desde que comenzaron a reforestar la zona han sido plantados más de 2.000 árboles de todo tipo, beneficiando a 129 familias mayas en el año 2015. Esta plantación se lleva a cabo tanto por checos, como por trabajadores locales, persiguiendo concienciar a la población de las nefastas consecuencias que acarrea la tala de árboles.

Los productos que tienen en común ambos proyectos se realizan artesanalmente y con materias primas autóctonas por mujeres mayas mediante los valores del comercio justo. Según su fundadora, se puede encontrar todo tipo de manufactura tradicional.

“Aquí vendemos hamacas, aretes, muchas cosas de café, frijoles de mucho tipos. También bufandas, telas por si alguien quiere hacer cosas diferentes, faldas, etc., muchas cosas muy lindas”, detalla.

En los últimos tiempos, Amor por Guatemala ha puesto en marcha una nueva línea de trabajo enfocada a la educación de los niños. El 75 por ciento de las familias están consideradas en situación de pobreza en el país, lo que significa que muchas se ven obligadas a no enviar a sus hijos a la escuela. La alta tasa de natalidad en las comunidades mayas, alrededor de cinco descendientes por casa, no ayuda a revocar estas cifras.

Foto: Archivo de la asociación Amor por GuatemalaFoto: Archivo de la asociación Amor por Guatemala El analfabetismo supera el 70 por ciento en estas poblaciones y la principal causa son los altos costes de educación a los que no pueden hacer frente los padres (sobre 10 y 20 euros por niño en enseñanza primaria). En este sentido, la plataforma se compromete a pagar entre el 25 y el 50 por ciento de los gastos asociados con la asistencia al colegio.

Entre la gama de productos ofertados, el dinero obtenido por la venta de las muñecas quitapenas se destina directamente a este fin. Una antigua leyenda maya dice que esta muñeca se llevará tus preocupaciones, dolores y problemas y volverá tus sueños realidad. Esto, unido con su exclusividad, hacen que las quitapenas sean muy populares entre los niños y sus padres, según nos decía deLave.

“Las bolsas de quitapenas también son muy populares porque es algo que no es muy caro y que ayuda a los niños. Es el único producto donde no tenemos árboles para Guatemala, solo va para los niños. Es pequeño y es muy popular para los niños aquí y para sus padres. Esto se vende mucho y ayuda muchísimo a los niños de Guatemala. Hace un año como 120 niños se beneficiaron del quitapenas”.

Amor por Guatemala sigue en acción gracias al apoyo y la colaboración de las personas que deciden participar en el proyecto. En los últimos años, Irena ha observado un mayor interés por América Latina en la República Checa, además de una creciente concienciación sobre el origen de los productos y las condiciones de la mano de obra.

Foto: Archivo de la asociación Amor por GuatemalaFoto: Archivo de la asociación Amor por Guatemala “Pienso que ahora hay aquí más conciencia con cómo se hacen las cosas, quién las hace, si son niños que trabajan o no, si alguien recibe pago justo o no puede comer. Pienso que cada vez más gente aquí no quiere comprar cosas solamente de China o de lugares donde no se sabe quién las hizo. A ellos les gusta mucho la idea y quieren ayudar como pueden con muchas cosas”, comentaba.

Los pilares de la plataforma son el apoyo a las comunidades mayas, la repoblación forestal y la alfabetización de los menores. Desde que comenzó su andadura, cientos de familias se han visto beneficiadas por su trabajo, esperando que los datos mejoren en el futuro.

Además, nuevas ideas están comenzando su andadura en Amor por Guatemala, como la posibilidad de realizar un voluntariado en el país, viajar hasta las zonas afectadas para ver como funciona el proyecto y cursos de español en la Escuela CBA con profesores personalizados. Todos estos esfuerzos persiguen mejorar la situación de los guatemaltecos en el menor tiempo posible.

Más información en la página web de la asociación Amor por Guatemala