Utilizan inteligencia artificial para terminar una obra de Antonín Dvořák

En el Museo de la Música de Praga tenían una partitura de una obra inconclusa del compositor Antonín Dvořák, y ahora gracias a un experimento de la empresa AIVA que se dedica a la aplicación de la inteligencia artificial en música clásica se ha presentado una versión de lo que podía ser el final de aquel trabajo.

En el proyecto ha participado Ivo Kahánek, uno de los mejores pianistas checos del momento que toca el último fragmento de la obra. Para conseguir la composición fueron analizados 115 opus de Antonín Dvořák, según ha indicado el portal iRozhlas.