Una bandera cinética conmemora la separación de Checoslovaquia

05-09-2013

Una escultura cinética, en forma de bandera checoslovaca, fue instalada en la Plaza Palach de Praga por el artista eslovaco Dalibor Bača. La obra, situada en un mástil de 14 metros de altura, conmemora el vigésimo aniversario de la separación de Checoslovaquia. “La amargura relacionada con la necesidad de abandonar la historia común de estas naciones cercanas no ha caído en el olvido”, expresó Bača. La bandera checoslovaca, que produce una impresión de movimiento, permanecerá en el centro de Praga hasta el 31 de octubre.