Terminan los controles de la carne polaca

27-03-2019

La República Checa ha terminado con los controles de la carne vacuna proveniente de Polonia. Los distribuidores de la carne ya no tienen que someterla a un control certificado para detectar la presencia de salmonela.

Las autoridades checas junto con la Comisión Europea han asegurado que Polonia ha tomado suficientes medidas para evitar la venta de carne contaminada. Sin embargo, la administración estatal señala que los veterinarios continuarán controlando a los importadores con mayor intensidad.

Las medidas veterinarias extraordinarias fueron adoptadas durante aproximadamente un mes. La carne importada de Polonia no podía entrar al mercado checo antes de ser revisada en un laboratorio acreditado. En caso de no cumplir con la regla, los distribuidores debían recibir una multa de 77 600 euros.