Sigue bajando el porcentaje de vacunaciones en la República Checa

Crecen en Chequia los casos de sarampión, tos ferina y paperas, principalmente debido al descenso de los porcentajes de vacunación entre los niños.

Como advierte el diario Mladá Fronta Dnes, esto aumenta el riesgo también para los adultos, ya que las vacunas pierden efectividad después de muchos años desde su aplicación. Un caso conocido es el de la vacuna del tétanos, que debería administrarse cada 10 o 15 años.

Sin embargo, el problema que más preocupa a las autoridades europeas por el momento es el sarampión. Esta enfermedad tiene un alto potencial de contagio, al mismo tiempo que los porcentajes de vacunación siguen descendiendo en toda Europa.