Se redujo sustancialmente el número de bancarrotas

Un total de 650 compañías comerciales se han declaradas en bancarrota en la República Checa el año pasado, la menor cantidad en los últimos 11 años. En quiebra se declararon igualmente unos 5420 autónomos, el menor número en los últimos seis años, según informaciones de la compañía CRIF que sigue estos datos de forma regular.

En lo que respecta a las empresas de producción, en 2018 quebraron 120 compañías menos que el año anterior, lo que representa una reducción del 16%. A su vez, en cuanto a los autónomos, la reducción interanual del número de quiebras fue del 15%.