Se ralentiza la subida del IPC en Chequia

El Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó su ritmo de subida interanual en la República Checa durante el mes de octubre. Mientras que la cifra de septiembre fue de 2.3, el índice del mes pasado marcó un 2.2, según datos de la Oficina de Estadísticas Checa.

Entre los factores que más están afectando a la subida del IPC este año se encuentra el encarecimiento de los pisos, así como la subida de precios de las bebidas alcohólicas y los productos de tabaco.

Por otro lado, la reciente ralentización viene marcada por la reducción del precio en la leche, los huevos y la fruta.