Se pide el control de todos los puentes construidos bajo el régimen comunista

El ministro de Transportes, Dan Ťok, ha exigido el control de todos los puentes y pasos peatonales construidos en la República Checa entre los años 60 y finales de los 80, bajo el régimen comunista. Una decisión que siguió a la resolución de demoler el puente Doubi en Karlovy Vary, donde se detectaron muchos defectos durante el diagnóstico de su condición.

El estado de muchos puentes y pasarelas plantea preocupaciones en el país. En diciembre pasado, un puente sobre el río Moldava en el distrito de Troja de Praga colapsó. Este verano, un puente sobre el Elba, cerca de Mělník, tuvo que ser destruido debido a su estado defectuoso.