Se efectuó la subida tradicional a Sněžka, la montaña checa más alta

En la cumbre de la montaña checa más alta, Sněžka (1602 metros), se celebró este viernes la tradicional misa de San Lorenzo. Este evento atrae cada año a cientos de peregrinos checos y polacos que suelen juntar sus caminos a la cumbre. La misa fue celebrada por el obispo de Hradec Králové, Jan Vokál.

San Lorenzo es el patrón de las montañas Krkonoše y la capilla en la cumbre de Sněžka está consagrada a ese santo.