Se comienzan a controlar los camiones que llegan desde Polonia

05-02-2019

Debido a los recientes problemas con la carne de ternera en mal estado procedente de Polonia, los veterinarios y los policías de aduanas comienzan a controlar de forma intensiva a partir de este martes los camiones que vienen desde el país vecino.

Esta decisión se ha tomado después de conocer que llegaron a la República Checa 300 kilos de carne de ternera de los mataderos polacos considerados como problemáticos. De esa cantidad, se tiene constancia de que 137 kilos ya se han vendido a los consumidores o a restaurantes.

El ministro de Agricultura de Chequia, Miroslav Toman, declaró que no confía en los controles veterinarios polacos, e instó a los ciudadanos a dar prioridad en estos momentos a la carne de origen checo.