Representantes de la UNESCO llegan a Praga

26-03-2019

Verificar el nivel de los cuidados por los monumentos histórico-arquitectónicos en Praga. Esta es la misión de una delegación de representantes de la UNESCO y de la organización ICOMOS, que llegó este martes a la capital checa.

En julio del año pasado la UNESCO expresó su preocupación por los proyectos de nuevas construcciones en Praga dentro de la zona protegida proclamada reserva cultural y sus alrededores. La organización internacional también considera que en Chequia no se dispone de normas eficientes que impidieran la construcción de edificios de gran altura en la capital que podrían hacer cambiar el aspecto de la reserva cultural.

Praga fue inscrita en el Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO el 14 de diciembre de 1992. Bajo protección se encuentra el casco histórico de la ciudad con una extensión de 866 hectáreas que incluye el Castillo de Praga y la zona de Hradčany, el Barrio Pequeño (Malá Strana) con el Puente de Carlos, la Ciudad Vieja (Staré Město) con el barrio judío de Josefov, la Ciudad Nueva (Nové Město) y Vyšehrad.