Reciben en Praga restos mortales de tres soldados checos asesinados en Afganistán

Los restos mortales de los tres soldados checos asesinados en Afganistán por un atacante suicida llegaron este miércoles a Praga.

Un avión de las Fuerza Aérea transportó los cuerpos de Martin Marcin,36 años, Kamil Beneš, 28 años, y Patrik Štěpánek, 25 años.

El presidente de la República, Miloš Zeman, el primer ministro, Andrej Babiš, el comandante del Estado Mayor, Aleš Opata, el ministro de Defensa Lubomír Metnar, familiares de los soldados y altos cargos del Ejército y representantes políticos asistieron a una ceremonia que tuvo lugar en el propio aeropuerto.

Los tres soldados fueron ascendidos de manera póstuma y el presidente Zeman anunció que les concederá la medalla al heroísmo el próximo 28 de octubre con motivo del Centenario del surgimiento de Checoslovaquia.