Reacción checa a la crisis del tratado de desarme nuclear INF

El primer ministro Andrej Babiš ha lamentado la decisión de Estados Unidos de retirar sus obligaciones del tratado de desarme nuclear (INF) en respuesta a la violación de Rusia.

Expresó la esperanza de que los dos países utilizarían el período de seis meses que dura el período de retiro formal para volver a la mesa de negociaciones y llegar a un acuerdo. Babiš dijo que el mundo de hoy enfrenta demasiados problemas globales para volver a la era de la Guerra Fría y una nueva carrera de armamentos.

El ministro de RR.EE. checo, Tomáš Petříček, dijo que esperaba que aún hubiera tiempo para revertir la decisión, pero subrayó que el balón estaba ahora en la cancha de Rusia. Junto con sus aliados de la OTAN, la República Checa ha pedido reiteradamente a Rusia que cumpla con sus obligaciones en virtud del tratado INF.

El tratado fue firmado por el presidente Ronald Reagan y el secretario general del Partido Comunista de la antigua URSS Mijaíl Gorbachov, prohibía los misiles de crucero de tierra con un rango de entre 500 y 5.500 kilómetros.