Praga y Moscú disputan sobre la estatua de Konev en Praga

07-09-2019

Chequia y Rusia han vuelto a intercambiar opiniones sobre la controvertida estatua del mariscal soviético Ivan Konev, ubicada en Praga.

El ministro de Cultura ruso, Vladimir Medinsky, comparó el alcalde de Praga, Ondřej Kolář, que está tratando de trasladar la estatua del espacio público en el barrio de Praga 6 al terreno de la embajada rusa, con el líder de la rama regional del partido nazi NSDAP.

Kolář describió la declaración del ministro como indignante. El ministro de RR.EE. checo, Tomáš Petříček, dijo que lamentaba que la discusión en torno a la estatua de Konev haya cruzado los límites de un debate racional. En un mensaje a la Agencia de Noticias Checa dijo "No considero apropiada la declaración del ministro de Cultura ruso. Creo que una disculpa ayudaría a calmar la situación".

Mientras tanto, el presidente Miloš Zeman ha respaldado los argumentos de Moscú sobre la necesidad de mostrar respeto a un héroe que ayudó a liberar la ciudad de Praga a finales de la Segunda Guerra Mundial. "Recomendaría dejar la estatua donde está y no avergonzaranos demostrando tal ignorancia de la historia" dijo el presidente checo en una entrevista para la Televisión Barrandov.

El mariscal Konev es percibido por los checos como una figura controvertida. Aunque ayudó a liberar al país de la opresión nazi, también participó en la represión del levantamiento húngaro en 1956 y en la construcción del Muro de Berlín en 1961.