Muchos políticos están descontentos con el sistema de elección presidencial

Se cumple un año de la reelección de Miloš Zeman como presidente de la República Checa y muchos políticos han ofrecido su opinión sobre el sistema de elección presidencial actual. En general, se muestran insatisfechos.

Las elecciones presidenciales de 2013 fueron las primeras en las que sobre los ciudadanos pesaba la responsabilidad de elegir al presidente de la República. Anteriormente, el proceso se llevaba a cabo en el Parlamento checo, por lo que los candidatos tenían que conseguir la mayoría en unas votaciones que transcurrían en la Cámara Baja y en el Senado.

Cuando se propuso el cambio en el sistema electoral, algunos políticos pensaron que sería una buena forma de implicar a los ciudadanos en política, pero muchos de ellos se arrepienten ahora de haber apoyado la medida. Es el caso del jefe del grupo parlamentario de TOP 09, Miroslav Kalousek, quien dijo que después de ver la presión mediática que se produce en las campañas electorales presidenciales, piensa que no fue una buena decisión.

Esa misma opinión manifestó la vicepresidenta del grupo parlamentario del Partido Cívico Democrático, Jana Černochová, quien dijo que si hubiera una propuesta para volver al sistema antiguo, votaría a favor.

Por el contrario, el Partido Socialdemócrata, el Partido Pirata y SPD están a favor de un sistema de elección presidencial directa.