Militares checos terminan la vigilancia de la base Bagram en Afganistán

23-11-2019

Las Fuerzas Armadas checas dejarán de vigilar el próximo año la base aérea de las fuerzas internacionales en Bagram, Afganistán. Durante su visita a ese país lo dijo el ministro de Defensa checo, Lubomír Metnar. Recordó que la base es vigilada por turnos por unos 170 soldados checos, y que la misión del actual decimotercer grupo termina a finales de marzo del año venidero.

Los militares checos en Afganistán se dedicarán posteriormente al entrenamiento de las fuerzas especiales afganas. A principios del año entrante Chequia enviará a ese país también a un equipo de cirujanos militares. Otras unidades checas en Afganistán cumplen tareas en Kabul y en otros lugares y provincias de ese país. Actualmente las Fuerzas Armadas checas tienen en Afganistán a unos 250 hombres que cumplen tareas diversas.