Más de la mitad de los checos evita el alcohol fuerte por la ola de intoxicaciones

20-09-2012

Más de la mitad de los checos evita el alcohol fuerte debido a la ola de intoxicaciones con metanol que azotó el país en las últimas dos semanas. El 15% sigue bebiendo licores, sin embargo, ponen más atención al contenido de las botellas que abren. Una tercera parte de los ciudadanos sigue bebiendo como antes de la prohibición. Así se desprende de una encuesta realizada por la agencia STEM/MARK para la Televisión Checa en la que participaron más de 500 personas. El 58% de la población checa considera que la culpa de las intoxicaciones la tienen los fabricantes de alcohol ilegal. Una tercera parte de los checos culpa la Policía y las autoridades del Estado.