Más de 1.500 policías vigilarán las carreteras checas durante Semana Santa

26-03-2013

La Policía checa desplegará más de 1.500 agentes en la red de carreteras del país para tratar de evitar una escalada de accidentes con motivo de la Semana Santa. Se espera que los picos de tráfico se den el viernes 29 y el lunes 1 de abril. Los policías controlarán sobre todo que los conductores no hayan bebido alcohol. El director de la Policía de tráfico, Leoš Tržil, advirtió que otro factor que aumenta la peligrosidad de los desplazamientos es que con la primavera se disparará el número de motocicletas en las carreteras.