Los soldados checos recuperan patrullas en Afganistán

Un mes después del ataque suicida que dejó tres soldados checos muertos en Afganistán, los checos recuperan las patrullas en la base aérea de Bagram de la Alianza del Atlántico.

El ataque suicida se produjo el 5 de agosto. Desde entonces, los soldados checos interrumpieron las patrullas. Unos días después del ataque, la dirección del Ejército checo declaró, que los soldados estaban preparados para recuperar su misión. Sin embargo, esta no se reanudó hasta el domingo, cuando lo decidió el jefe de la misión Apoyo Resuelto, John Nicholson.