Los bancos checos podrían tener fuerte pérdidas por el MiFID II

Los bancos checos pueden ver caer sus ganancias en decenas de millones de euros debido a la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID II), que obliga a los prestamistas a revelar cuánto cobran a los clientes por las operaciones de cobertura de tipo de cambio, dijo una fuente al diario E15.

Parte de la mayor revisión regulatoria de Europa en una década, las regulaciones en parte tienen la intención de evitar que los bancos vendan productos que los clientes no necesitan ni entienden.

Los bancos checos, especialmente los prestamistas establecidos, han tenido la reputación de cobrar tarifas altas y ocultas. Los recién llegados al mercado a menudo destacan la transparencia en este sentido para ganarse a los clientes.