Las víctimas en carretera llegan a 410 en los primeros nueve meses

Un total de 410 personas murieron en las carreteras checas en los primeros nueve meses de 2018, 43 más que en el mismo período del año pasado, anunció el jefe de la Policía de Tránsito, Tomáš Lerch, el jueves.

La mayoría de las personas murieron en choques frontales o en accidentes causados por exceso de velocidad. Por otro lado, el número de accidentes relacionados con el alcohol se ha reducido a 21, que es 13 menos que en el año anterior.