Las elecciones al Senado dejan al Partido Cívico-Democrático como vencedor

Este sábado a las 14:00 cerraron las urnas de la segunda vuelta de las elecciones al Senado de la República Checa, una jornada electoral marcada por la baja participación, que ha rondado el 16%.

Según los datos provisionales que se han publicado hasta el momento, el Partido Cívico-Democrático ha sido el vencedor de estas elecciones, ya que ha conseguido 10 de las 11 plazas a las que optaba, con lo que ya tienen 16 de 81 senadores y se convierten en el segundo grupo con más poder en el Senado.

Otro gran beneficiado este sábado ha sido el partido de los Alcades e Independientes, que ha obtenido las cinco plazas en las que se presentaba y con 17 senadores será el grupo más representado.

Por otro lado, entre los partidos que no han salido muy bien parados tras las elecciones, destaca el Partido Comunista, que se quedará sin representación en la Cámara Alta por primera vez desde la creación del Parlamento.

El movimiento ANO, del primer ministro Andrej Babiš, y el Partido Socialista siguen manteniendo alguna representación en el Senado, pero salen claramente debilitados al término de esta jornada electoral.