La República Checa recuerda el fin de la Primera Guerra Mundial

Misas, actos recordatorios y asambleas públicas forman parte de las conmemoraciones en Chequia este fin de semana del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, que se cumplirá este domingo. Los checos, al igual que otras naciones, rinden homenaje a los diez millones de soldados que ofrendaron sus vidas en las trincheras de esa conflagración, así como al aproximadamente mismo número de otras víctimas del conflicto.

Este domingo en horas de la tarde resonarán en Chequia y en otros países las campanas y sirenas. A partir de las 11 de la mañana junto al monumento a los caídos en la colina de Vítkov, en Praga, se efectuará un acto solemne con participación de centenares de miembros de las Fuerzas Armadas. El primer ministro checo, Andrej Babiš, asiste a las conmemoraciones en Francia.

Se calcula que en la Primera Guerra Mundial combatieron alrededor de 1.4 millones de hombres procedentes del territorio de la posterior Checoslovaquia. Unos 140 000 nunca regresaron a casa.