La República Checa debe reducir más el uso de bolsas de plástico

Los checos usan en promedio 300 bolsas de plástico por persona al año, lo que, como advierte el diario Deník, tiene un gran impacto en el medio ambiente.

Es por ello que muchos comercios quieren ofrecer más bolsas de tela o de mallas a sus clientes. Por ejemplo, el supermercado Penny Market se plantea, además de ofrecer otros tipos de bolsas, dejar de vender las de un solo uso.

Desde este año, es ilegal que los comercios regalen las bolsas de plástico a sus clientes, aunque muchas empresas venían cobrándolas desde hace ya varios años.