La Policía registró 3200 infracciones de tráfico en un dispositivo especial

La Policía de Tránsito de la República Checa llevó a cabo este miércoles un dispositivo especial llamado “Speed marathon” para prevenir los excesos de velocidad en las carreteras checas. La portavoz de la Policía, Hana Rubášová, ha informado de que se registraron 3200 infracciones en el marco de este evento, dos tercios de ellas relativas al incumplimiento de la velocidad máxima permitida.

Los lugares escogidos para situar estos controles fueron decididos a través de una encuesta pública donde se podían elegir algunos puntos conflictivos. Estos puntos pertenecían principalmente a Bohemia Central, Praga y Moravia del Sur.