La Policía checa no consigue atraer a nuevos agentes

Unas nuevas condiciones de entrada más ventajosas parecen no estar surtiendo efecto para atraer a nuevos agentes al cuerpo de Policía, según informa el diario Mladá fronta Dnes.

Para conseguir nuevos agentes, la Policía cambió las normas para que no fuese necesario poseer el título de bachillerato para entrar al cuerpo, además, ofrece un bono de hasta 6000 euros para los agentes nuevos que superen un periodo de prueba de seis meses.

Aun así, todavía faltan unos 1700 policías en toda la República Checa.