La muerte de Castro no influirá en las relaciones checo-cubanas, según Kmoníček

28-11-2016

La muerte de Fidel Castro no tendrá repercusión alguna en las relaciones checo-cubanas, de acuerdo con Hynek Kmoníček, asesor de relaciones exteriores del presidente checo y futuro embajador checo en Estados Unidos. Para Kmoníček, según declaró en entrevista para Novinky.cz, el proceso de normalización de relaciones entre Cuba y Chequia, que ahora tiene embajador en la isla, depende de la voluntad de ambas partes. Fidel Castro estuvo más de 10 años fuera de la vida pública y su fallecimiento es más bien simbólico. La valoración de su legado depende ahora del punto de vista de cada uno. Para los checos, añadió, la visión de Castro está muy marcada por el apoyo que dio a la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968.