La empresa Arriva será multada por problemas en la región de Liberec

31-12-2019

La compañía Arriva, filial de Deutsche Bahn, que obtuvo un contrato para operar cuatro líneas ferroviarias exprés en la República Checa, será multada por una serie de problemas en la región de Liberec.

Arriva comenzó a operar a principios de diciembre, pero sus trenes se han retrasado y la compañía también tiene problemas con el sistema de facturación.

La administración regional dice que a menos que todo funcione sin problemas a mediados de enero a más tardar, considerará rescindir el contrato.

El contrato de 45 millones de euros cubre cuatro líneas desde Praga a las ciudades de Tanvald, Nový Bor, Rakovník y České Budějovice.

Según el contrato, Arriva operará las líneas por tres años, con la opción de extender el contrato por otros dos años.