La coordinadora nacional antidrogas quiere aumentar el precio del alcohol

20-12-2018

Uno de cada diez checos está en riesgo de volverse adicto al alcohol y más o menos 600 000 personas consumen bebidas alcohólicas diariamente. Este es el resultado del reciente informe interanual del Centro Nacional de Monitoreo de Drogadicción.

En su reacción a los datos revelados, la coordinadora antidrogas, Jarmila Vedralová, propuso subir el impuesto al consumo de bebidas alcohólicas que, según dijo, representan el problema más serio. Al mismo tiempo quiere disminuir el impuesto sobre el valor añadido de la cerveza.

Las propuestas de la coordinadora las respaldan también los especialistas del Instituto de la Economía de Salud, quienes calcularon que los gastos estatales relacionados con el consumo excesivo del alcohol llegan a más de 2 mil millones de euros cada año.