Expendedores checos de poesía llegan a Nueva York y Manila

Los expendedores de poesía, un invento checo, fueron ubicados recientemente en Nueva York y Manila. El autómata, cuyo prototipo se encuentra en la Plaza de la Paz, en Praga, y que funciona como un sinfonola de poemas, ofrece en la capital de EE.UU. y de Filipinas poemas de Allen Ginsberg, Gregory Corsa, Jaroslav Seifert, Vítězslav Nezval y otros.

Se prevé que el próximo año los expendedores de poesía checos podrían ser situados asimismo en Vietnam y en otras ciudades estadounidenses, por ejemplo, en Chicago. Hasta el presente disponen de estos autómatas en Berlín, Bruselas, Londres y Sofía.