Encarecieron en Chequia los productos alimentarios

25-08-2019

La cebolla en el mercado checo este año cuesta el doble en comparación con el año pasado. Mientras que en 2018 un kilo de cebolla costaba 0.59 euros, este año su precio subió a 1.25 euros el kilo. Una situación semejante se registra en el caso de la coliflor que encareció este año en 0.65 euros, llegando su precio a 1.58 euros. Al doble subieron también los precios de las papas y del col.

Además de las hortalizas encarecieron la carne porcina, las pastas y el pan. Por el contrario, bajaron los precios de la mantequilla, huevos, azúcar y de las frutas. Así lo demuestra un reciente informe sobre el desarrollo de los precios en el mercado checo, publicado por la Oficina de Estadísticas. Sumando los gastos resulta que las familias checas deben pagar este año por los alimentos unos 4 euros mensuales más que el año pasado.