El verano de 2018 fue el más cálido de la historia de Praga

Praga vivió el verano más caluroso desde inicio de los registros de las temperaturas en 1775, informó el jueves el Instituto Hidrometeorológico Checo en su sitio web.

La estación meteorológica checa más antigua en el Klementinum de Praga registró una temperatura promedio de 22.7 grados centígrados, la más alta en los últimos 244 años.

Hasta este año, el verano de 2003 había sido el más caluroso de la historia, con una temperatura promedio de 22.4 grados centígrados.