El gran calor seca los ríos en Chequia e impide navegar por ellos

El largo período de sol en Chequia en verano de este año, con un calor extremo, tiene como consecuencia el que los cauces de los ríos se van secando. En algunas zonas la situación llega a ser crítica, según informaciones del Instituto de Hidrometeorología.

La escasez de agua en los ríos provoca dolor de cabeza a las personas que suelen pasar sus vacaciones navegando por ríos en pequeñas embarcaciones. La Unión de Canoísmo Checa advirtió que en la mayoría de los ríos nacionales hay tramos que no son navegables actualmente. Entre los ríos por los que se puede navegar figuran Moldava, Otava, el Elba y parcialmente el Berounka y el Dyje.