El Gobierno se plantea cambiar la financiación de los servicios sociales

Desde hace tiempo, los trabajadores de distintos servicios sociales de la República Checa vienen criticando el modelo de financiación actual, que el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ya estudia cómo modificar.

Uno de los problemas que señalan estos trabajadores es que la financiación es para un solo año, por lo que no pueden organizar la financiación de sus centros a largo plazo, ni saben a menudo con cuántos empleados podrán contar para la próxima temporada.

Es por ello que según la ministra de Trabajo, Jana Maláčová, su cartera realizará una enmienda en este sector. Entre las modificaciones que se prevén, la ministra señaló que sería posible establecer un sistema de financiación para más años, con la intención de que los centros puedan planificar su organización a largo plazo.