El fiscal estatal dice que no hubo presión política

16-09-2019

El fiscal del estado de Praga, Pavel Šaroch, quien detuvo la investigación sobre el presunto fraude de subsidios de la UE que involucra al primer ministro Andrej Babiš y miembros de su familia, dijo que no sufrió ninguna presión política para tomar la decisión.

En una entrevista para la Radio Checa, el fiscal Šaroch dijo que el trabajo en el caso había sido intenso, pero estándar en todos los sentidos. Sostuvo que la razón por la que había detenido el caso fue que simplemente no había pruebas suficientes para indicar actividad delictiva por parte de los acusados.

Su superior, el fiscal jefe del estado de Praga, Martin Erazim, confirmó la decisión de Šaroch unos días después. Esa decisión aún puede ser invalidada por el Fiscal Supremo del Estado, Pavel Zeman