El Estado quiere castigar a los padres que rechacen vacunar a sus hijos

10-01-2011

El Ministerio de Salud prepara una enmienda a la ley de vacunación obligatoria que permitirá castigar a los padres que rechacen vacunar a sus hijos. Por el momento se desconocen las sanciones que se aplicarán en estos casos. En algunos países europeos, a los niños no vacunados se les prohíbe el ingreso a las guarderías infantiles. La nueva enmienda debería entrar en vigor en 2012.