El Estado debería compensar a los clientes de H-System, según presidente de Constitucional

El presidente del Tribunal Constitucional, Pavel Rychetský, ha dicho que el caso de los clientes de la constructora H-system, que fueron expulsados ​​de sus hogares por una sentencia del Tribunal Supremo, es resultado de un fallo del poder judicial y del estado en la década de 1990.

Tanto Rychetský como el presidente del Tribunal Supremo, Pavel Šamal, que se reunieron con el presidente Miloš Zeman para discutir el controvertido veredicto, dijeron que en este caso le correspondía al Estado intervenir y compensar a los clientes de H-system. El tribunal no está en condiciones de resolver esto de manera justa para todos, dijo Rychetský.

Las familias expulsadas de sus hogares afirman que el veredicto es injusto, ya que cada uno perdió una gran inversión, completó las viviendas sin terminar a sus propias expensas y ahora tendría que abandonar la propiedad.