El cuarto otoño más caluroso registrado en Praga

Los datos confirman que este es el cuarto otoño más caluroso jamás registrado en Praga, según informan las mediciones del Clementinum, donde se registra la temperatura de Praga desde 1752.

Este año, entre septiembre y noviembre la capital checa ha tenido una temperatura promedio de 12.2 ºC, mientras que la media entre 1775 y 2014 fue de 2.4 ºC menos.

El otoño más caluroso se registró en el año 2006, cuando los medidores marcaron 13.2 ºC para este mismo periodo. Uno de los más antiguos registrados se encuentra también entre los más calurosos de la historia, fue en el año 1801, cuando la media fue de 12.3 ºC.