El atacante suicida pudo haber tenido cómplice

El terrorista suicida que mató a tres soldados checos en Afganistán el domingo puede haber tenido un cómplice, según el jefe adjunto del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas checas, Jiří Baloun.

Se está llevando a cabo una investigación sobre el incidente, que es uno de los ataques más mortíferos contra las tropas de la OTAN en el país en los últimos meses. Dos soldados afganos y uno estadounidense heridos en la explosión permanecen en estado grave.

Los restos de los tres soldados checos serán llevados a casa a bordo de un avión especial del Ejército el miércoles. El presidente Miloš Zeman, el jefe de las Fuerzas Armadas checas y los principales representantes políticos estarán presentes en la ceremonia.