El artista Černý provoca al presidente checo con una nueva escultura

22-10-2013

El polémico artista checo David Černý colocó este lunes una escultura en una barca en el río Moldava, frente al Castillo de Praga, sede del presidente de la República Checa. La obra, de diez metros de alto, representaba una mano de color rosa mostrando el dedo corazón. Según Černý este gesto obsceno está dirigido al presidente Miloš Zeman. Černý es autor de diversas obras que causaron controversia, por ejemplo Entropa, en la que se satirizaba a los países de la Unión Europea. En su curriculum también se encuentran los bebés sin rostro que gatean por la torre de la televisión en el barrio capitalino de Žižkov.