Dos turistas checos se ahogan en Bulgaria

Dos ciudadanos checos se ahogaron durante sus vacaciones en los balnearios búlgaros, confirmó el sábado por la tarde la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores checo, Michaela Lagronova.

Uno de los veraneantes se ahogó en la costa cerca de Burgas, el otro en el balneario de Kiten. Ambos nadaron en condiciones de riesgo, uno en un mar tormentoso, el otro a altas horas de la noche.

El viernes, un turista checo murió en Egipto después de ser atacado por un tiburón. En promedio, unos 500 checos pierden la vida en el periodo de vacaciones todos los años.