Diez piscinas naturales prohíben bañarse

02-09-2016

En diez piscinas naturales checas ha sido prohibido bañarse debido a la proliferación de las cianobacterias. Recientemente los higienistas cerraron la piscina de Baška, en la región de Frýdek-Místek. En varias otras piscinas ha sido declarada alerta por riego de alta concentración de las algas verde azuladas. A pesar de que han terminado las vacaciones en la República Checa, la mayoría de las piscinas sigue estando abierta gracias al tiempo caluroso que hace estos días en el país.