Checos reciben el nuevo año de manera tranquila y pacífica

01-01-2019

Las celebraciones de la llegada del Año Nuevo fueron bastante pacíficas en la República Checa. Los bomberos tuvieron que intervenir en 176 incendios, 27 más que el año pasado.

La mayoría de los incendios se debió a fuegos artificiales, por ejemplo, en la región de Olomouc. Los equipos de rescate intervinieron en Praga en un accidente en la calle Bělehradská, donde un conductor ebrio chocó e hirió a dos mujeres.

Hubo varios niños en el hospital después de beber alcohol y varias personas resultaron heridas por la manipulación inadecuada de fuegos artificiales con los dedos.