Babiš sigue rechazando la doble calidad de alimentos en la UE

La doble calidad de los productos alimentarios en el marco de la Unión Europea fue el tema central debatido este jueves en una reunión mantenida por el primer ministro Andrej Babiš con los jefes de varios consorcios alimentarios transnacionales. Los presentes en el encuentro coincidieron en que es inadmisible que la calidad de los productos alimentarios importados a Chequia sea inferior a la que esos mismos productos tienen en otros países comunitarios.

David Fajfr, de la Cámara Alimentaria checa insistió en que mucho depende de los propios consumidores que deberían rechazar los alimentos de calidad inferior. Apuntó que la culpa no la tienen los comerciantes checos sino las corporaciones transnacionales que supuestamente no les permiten comprar en el extranjero productos alimentarios destinados al mercado occidental.

En su sesión del lunes el Gobierno debatirá una enmienda de la Ley de Seguridad Alimentaria que prohibirá importar al mercado checo productos alimentarios semejantes a los exportados a otros países comunitarios, pero de composición o calidad inferior.